Cierta Alegría.

La asunción de la tristeza no es tan negativa como parece. Hay alegrías extrañas en saber que aún podemos estar triste. Significa, entre otras cosas, que no estamos perdidos.

Anuncios

15 minutos tarde.

  Me levanto a las 7:00 AM, me cuesta, apago la alarma, ¿Me quedo dormido? No. Mágicamente me levanto 15 minutos más tarde, ¿porqué? Nunca lo supe, reacciono que sino me apuro voy a llegar tarde a cursar, no es eso lo que me molesta, si no que, al llegar tarde y entrar al aula, todos te clavan la mirada.  Odio que me miren y mas cuando hay y son muchas personas, odio los lugares donde hay mucha gente , amo donde hay poca, en este caso no queda otra, hay que ir, por eso me apuro para no llegar tarde, para que todas esas personas no me miren, no me gusta, no sé porque, me incomoda, no sé si me juzgarán o pensarán algo desacertado de mi, de todas formas me da igual lo que piensen, no me miren.

  Hoy también me levanté 15 minutos tarde, me apuro, me baño súper rápido(cosa que tampoco me gusta, porque en la ducha se va todo, el malhumor, malos recuerdos, de malas personas, te limpia). Salgo de bañarme me cambio, y rápido salgo del departamento, entro a la universidad, subo la escaleras, manoteo el picaporte, temo que ya hayan empezado, escucho a la profe explicar, no quiero entrar, pienso que es sólo un ratito, dudo, y abro la puerta, la profesora para de explicar solo dos segundos y me mira, entonces, me miran todos, la profesora sigue explicando, miro si hay algún banco que encuentre libre, veo uno, está muy atrás, “mierda tengo que pasar delante todos ” pienso, paso, me siento, saco mis cosas y me digo a mi mismo “Santiago, no puede ser que siempre te pase lo mismo”. Me prometo llegar temprano la próxima vez.

  Termina la clase y vuelvo a casa, me acuerdo de alguien, no importa quien, pero recuerdo que cuando yo llegué tarde al aula, obviamente también me miro porque me miro la profesora, pero no me juzgó con la mirada, yo supongo que sintió empatía. Seguro le pasa lo mismo pero capaz justo hoy puso la alarma 15 minutos mas temprano que yo. Sentí como si todos me pueteran y ella se parara y me defendiera porque si, me di cuenta cuando la vi, no dije nada, ni creo que vaya a decir, pienso que tengo que hacer algo, hablarle, lo que sea, no quiero, va si quiero, pero no quiero que no me “defienda” más, entonces no hago nada,todo sigue igual. Me levanto al otro día, llego tarde.

¿Cómo hacerte saber? Mario Benedetti.

¿Como hacerte saber, que siempre hay tiempo?
Que uno solo tiene que buscarlo y dárselo
Que nadie establece normas salvo la vida
Que la vida sin ciertas normas pierde forma
Que la forma no se pierde con abrirnos
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente
Que no está prohibido amar
Que también se puede odiar
Que el odio y el amor son afectos
Que la agresión porque si, hiere mucho
Que las heridas se cierran
Que las puertas no deben cerrarse
Que la mayor puerta es el afecto
Que los afectos nos definen
Que definirse no es remar contra la corriente
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio
Que negar palabras implica abrir distancias
Que encontrarse es muy hermoso
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida
Que la vida parte del sexo
Que el porqué de los niños tiene un por qué
Que querer saber de alguien no solo es curiosidad
Que querer saber todo de todos es curiosidad malsana
Que nunca esta de más agradecer
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo
Que nadie quiere estar solo
Que para no estar solo hay que dar
Que para dar debimos recibir antes
Que para que nos den también hay que saber como pedir
Que saber pedir no es regalarse
Que regalarse es en definitiva no quererse
Que para que nos quieran debemos mostrar quienes somos
Que para que alguien sea hay que ayudarlo
Que ayudar es poder alentar y apoyar
Que adular no es ayudar
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara
Que las cosas cara a cara son honestas
Que nadie es honesto porque no roba
Que el que roba no es ladrón por placer
Que cuando no hay placer en hacer las cosas, no se está viviendo
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte
Que se puede estar muerto en vida
Que se siente con el cuerpo y la mente
Que con los oídos se escucha
Que cuesta ser sensible y no herirse
Que herirse no es desangrarse
Que para no ser heridos levantamos muros
Que quien siembra muros no recoge nada
Que casi todos somos albañiles de muros
Que sería mucho mejor construir puentes
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve
Que volver no implica retroceder
Que retroceder puede ser también avanzar
Que no por mucho avanzar se amanece mas cerca del sol
Como hacerte saber, que nadie establece normas, salvo la vida…

Mi cuarto.

Entrar al cuarto, abrir la puerta, que está más vieja que la casa, en donde están los dibujos de mis bandas y equipo favorito. Ver los cajones del mueble de ropa rotos o flojos, en el cual obviamente no hay ropa porque esta desparramada por todo el cuarto dando la sensación de que en cualquier momento un animal posiblemente aparezca de entre toda ella al estar tanto tiempo sin ser acomodada.

Gran parte de la ropa está en un escritorio que me regalaron para estudiar y por lo que estoy describiendo claramente no le di uso, también en unos estantes superiores hay varias fotos, libros que leí y que tendría que leer ya que son interesante, pero, como la cama tiene mayor fuerza gravitatoria que un libro casualmente paso más tiempo durmiendo que leyendo. También un cuaderno del último retiro esperando ser reusado para el próximo encuentro que va a ser nuevamente en Puan.

Frente a este escritorio esta la cama de mi hermano más chico la cual es una cucheta y es más cómoda que la mía pero como él es hermano menor se la cedí y además mi cama está más cerca del calefactor así que tan mal ubicado dentro de mi habitación no lo estoy, la única desventaja es que estoy al lado de la ventana y cuando amanece entra bastante luz, que aunque duerma con lentes de sol me provocaría el mismo efecto y más aún cuando me despierto, obviamente me  impide seguir durmiendo y no me queda otra que levantarme cerrar la  puerta para que no se escuche el ruido de la casa cerrar la persiana e intentar seguir durmiendo pero con lo fuerte que pega el sol continuas despierto hasta que termine la semana aproximadamente. Pero cuando llueve y hay tormentas tengo la mejor vista en el momento en el que el cielo se aclara por unos segundos y no todo parece tan oscuro como en realidad lo es. Hay que aclarar que estos desórdenes no están presentes todos los días de semana, todas las semanas del mes, todos los meses del año. A veces ordeno todo un poco y por una semana mínimo mi cuarto esta como el de una persona normal, después obviamente vuelve a ser el mismo chiquero que el de casi todo el año.

Me voy a presentar con este texto que escribí hace un tiempo, mas adelante pondré mas de mí.

Creo que soy una persona de estatura promedio, soy algo delgado, me crece mucho el pelo por lo que ya estoy cansado de afeitarme semanalmente, mi pelo es oscuro pero el de la cabeza lo tengo teñido de negro porque originalmente lo decoloré para la presentación de las camperas y antes de eso era castaño, pero ahora es un poco más oscuro de lo natural, tengo el corte típico de todos los adolescentes, dos cicatrices en el rostro y una en la clavícula, las primeras dos la obtuve de chico, una debajo del mentón que surgió de una caída de la cucheta en la cama superior pensando que estaba en la cama de abajo. Como mis piernas no tocaban el suelo en ninguno de los dos niveles salte pensado que estaba en la cama inferior y termine volando más que Wilbur y Orville Wright y aterrizando peor que un paralitico en un salto de gimnasia aeróbica golpeándome el mentón contra el “acolchonado” suelo, la segunda cicatriz que obtuve de chico fue en el rostro. Iba caminado muy tranquilamente en mi patio hasta que me tropecé y una parrilla del patio se cruzó justo en frente, este acto me dejo tres rayas en el pómulo izquierdo que hoy en día son poco visibles.

Y la última y más reciente marca que tengo en el cuerpo me la gane jugando al futbol un sábado en la final del torneo. Sucedió cuando yo iba corriendo con la pelota, me venían persiguiendo de atrás, en un momento me pegaron una patada y no recuerdo si caí sobre mi hombro provocando una ruptura de clavícula desviada o fue el jugador del otro equipo que al caer conmigo me pego en la clavícula desde el suelo. Luego del partido fui al hospital me enyesaron en la espalda y en los hombros, apenas me podía mover, parecía un robot, se me complico más acomodarme para dormir que para hacer lo ejercicios de matemática. Luego de una semana con el hermoso y cómodo yeso me lo sacaron y me operaron la clavícula para acomodármela ya que estaba desviada, luego de la operación estaba muy dopado por el efecto de la anestesia y no entendía nada, como con los ejercicios de matemáticas, luego de unas horas el efecto se fue, pero lo único que seguía igual era que aún continuaba sin entender los ejercicios de matemáticas. Un mes después de la operación volví a hacer deporte, o al menos eso intenté.

Otras de mis características física son mis pies, por lo que se, en talle europeo miden 42 y no creo que vaya a crecer más así que no voy a tener tantos gastos de calzado como hace tres o cuatro año donde cambiaba más de calzado que de calzón por lo constante que cera el crecimiento de mis pies. Tengo piernas delgadas y la verdad que, con bastante vello, por lo menos en invierno no tengo tanto frio ya que cumple una buena función.

Mis manos y dedos digamos que no son del todo lindas a la vista de las personas. Manos con callos que me muerdo y dedos de los cuales me como la uña, la cutícula y hasta la pielcita de al lado. En mis pies por suerte no pasa lo mismo ya que no tengo una buena elongación, en verdad, tengo una muy mala elongación, creo que apenas puedo alcanzar a rascarme las rodillas cuando tengo las piernas flexionadas.

En mis pies obviamente también tengo cayos debido a que me manejo prácticamente descalzo la mayor parte del tiempo y eso no va a cambiar y no voy a intentar que cambie.

Algo que me olvide de mencionar es que tengo unas orejas chicas y un tabique ancho, esta última característica no es natural y tiene una explicación por su aspecto.

Hace dos años estaba jugando al fútbol con un amigo, solo estábamos pasándonos la pelota y cada vez nos la lanzábamos de más distancia en uno de esos intentos de llegar a patear la pelota hasta tal distancia, le pegue tan fuerte que levante mucho la pierna y agaché mi cabeza, termine golpeándome mi nariz contra mi rodilla y me desvíe el tabique el cual nunca acomodé y creo que ahora no voy a tener la nariz perfecta, pero aprendí a patear la pelota un poquito más lejos y no golpearme mas mi cara.